Captura-de-pantalla-2018-09-17-a-las-09.24.21.png

ID Universo17/09/20181min

En sesión extraordinaria, el Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la Universidad de Colima, aprobó los criterios de independencia editorial, participación ciudadana y expresión de las diversidades ideológicas, étnicas, y culturales, propuestos por el Consejo Ciudadano de la Radiodifusión de Universo 94.9 FM.

Con la aprobación de dichos criterios, la estación de radio XHUDC Universo 94.9 FM, acata los principios y directrices que se plasman en el segundo párrafo del Artículo 86 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, luego de que en 2017 esta Casa de Estudios recibiera los nuevos títulos de concesión de uso público y frecuencia para su operación.

La sesión estuvo presidida por el Rector y presidente del Consejo José Eduardo Hernández Nava, por el secretario del mismo, Christian Torres Ortiz y por el presidente de la FEC, Joel Nino y el secretario general del Sutuc, Luis Enrique Zamorano.

Conoce la publicación oficial en el periódico El Comentario



RRSS14/09/20188min

Ya hemos hablado en otras ocasiones de mis necesidades de leer historias al límite, que rompan. Aún no puedo definir muy bien lo que siento cuando leo, una novela por ejemplo, o un cuento que hablen sobre temas cotidianos: violentos, plagados de referencias al caos social, con lenguaje soez, y digo que no puedo definir lo que siento porque en otras ocasiones he descrito como “se me desgarran las entrañas” no sé si es lo más adecuado, pero es cierto que algo se mueve. A veces se deslizan sin darme cuenta y me sumerjo a esa sensación de a poco, eso me pasó con Indio Borrado de Luis Felipe Lomelí, novela que reseñamos esta semana.

Luis Felipe Lomelí nació en Etzatlán, Mexico, en 1975. Es Ingeniero Físico, Ecólogo y Doctor en Filosofía. Su trabajo ha sido publicado en diversos países y parte de su obra literaria ha sido traducida a más de una docena de idiomas, entre estos el árabe, italiano, japonés, inglés, húngaro, chino, francés y portugués. Ha sido becario por diversas instituciones nacionales e internacionales como la Organización de Estados Americanos, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, la Fundación para las Letras Mexicanas y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Entre sus reconocimientos recibidos destaca el Premio Latinoamericano de cuento Edmundo Valadés por el Cielo de Neuquén, publicado en su libro Ella Sigue de Viaje, dónde también se incluye “El Emigrante”, considerado el cuento más breve de la lengua española: “¿Olvida usted algo?- Ojalá”. Desde 2013 es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Indio Borrado, cuenta la historia de “El Güero”, un personaje inmerso en la violencia. El caos reina en todo lo que le rodea, incluso en su propio núcleo familiar: ya no soporta el llanto del Cabrito, el hijo de su hermana, las ojeras de su madre, el olor de su padre. Entre los recuerdos de su niñez, cuando vendía serpientes de madera con su hermana la Leidi, los consejos de su tío Absalón y las voces de unos fantasmas que le hablan del pasado de su ciudad y de sus ancestros, el Güero debe lidiar con el paso a la adultez y los sentimientos dominados por la ira. Profundamente marcado por su rol en la pandilla de los Rats y su primer trabajo como albañil, e hipnotizado por los ojos de gata de Lina, el Güero tendrá que descubrir cuál es su lugar en el mundo, pero sobre todo, nos hará saber cuál es su más profundo deseo. Aún no llega su padre a casa, pero sí el momento de acabar con esa sombra que lo ha sumido en la furia y el rencor desde hace años.

El narrador omnisciente que todo lo ve y nos narra lo que pasa con el Güero, describe su cotidianeidad, normalizar la violencia, pan de cada día… todo lo que sucede en Monterrey una ciudad tan grande que se centra en unas cuántas manzanas de un barrio marcado por sus pandillas y sus conflictos, por el resistol inhalado y las ampollas del trabajo como albañil… yo casi no percibo que el Güero tiene 13 años, es un niño que juega a ser adulto que apenas va en segundo de secundaria y ya dispara balazos y tiene un futuro poco esperanzador.

Pero cómo sabemos en la calle es dónde se vive, dónde se aprende dice el texto la Revolución del Proletariado, tierra de nadie ¿Por qué lo que leemos no suena ajeno? Hay una radiografía del México actual, o es mera ficción fantasiosa, tal vez dependa de si quieras ir más allá de la cuadra dónde las calles con asfalto terminan y las viviendas pierden sus proporciones, dónde abundan los tendederos afuera llenos de lazos de ropa desgastada, tal vez ahí el relato de la historia de vida del Güero se nos presente como esa ráfaga de aire que nos cala los huesos.

El Güero representa a esos miles de “nuevos olvidados” que la estadística no cuenta o borra a su pretensión, por eso como les compartía al principio, no sé cómo describir lo que se mueve en mi cuerpo y mis emociones cuando veo a este Güero y a esta Lina, y a los miles de ellos que pasan así como si fueran invisibles en el mundo.

Lectura imprescindible para mirarnos, con capítulos cortos y contundentes algunos constituidos como micro historias, como este fragmento:

“Si el güero hubiera disparado, después de la batalla habría ido a casa de Lina, varilla en mano, como estandarte glorioso: el guerrero que vuelve después de la victoria para compartir el júbilo y el remanso.

Y llevaría su estandarte y la sangre de sus enemigos pegada al cuerpo, húmeda en la ropa, seca en el rostro con el polvo del cemento, revuelta con la tierra sobre las líneas negras del tatuaje que cubrirían las pecas de su infancia.

Indio borrado

Indio guerrero”



Jessica Ramírez07/09/20187min

Las historias que nos reflejan la cotidianeidad me gustan, esta sección de reseñas se ha caracterizado por poner sobre la mesa temas transgresores, de frontera y no sólo refiriéndose a la situación migratoria, sino de los límites. Esta semana reseñamos una novela que parece poco transgresora, sigue siendo cotidiana pero hasta cierto punto tradicional, encontraremos sorpresas con el uso del lenguaje: modismos, habla popular, frases hechas, dichos coloquiales, se trata de Una de Dos de Daniel Sada.

Daniel Sada nació en Mexicali, Baja California en 1953, estudió la licenciatura en Periodismo en la Escuela Carlos Septién García. Dirigió varios talleres de poesía y narrativa en la ciudad de México y otras ciudades del país. Fue becario del Centro Mexicano de Escritores, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) – Fondo Nacional para las Actividades Sociales, del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, y desde 1994 formó parte del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Entre sus premios destacan en 1992 el Premio Xavier Villaurrutia, por Registro de causantes, en 1999 Premio Nacional de Literatura José Fuentes Mares, por Porque parece mentira la verdad nunca se sabe, en 2006 Premio Bellas Artes de Narrativa Colima para Obra Publicada, por Ritmo Delta, en 2008 el Premio Herralde de Novela, por Casi nunca y 2011 Premio Nacional de Ciencias y Artes, en la categoría de Lingüística y Literatura.

Daniel Sada falleció el 18 de noviembre de 2011 en la Ciudad de México, víctima de una deficiencia renal, consecuencia de la diabetes. Horas antes ganó el último premio mencionado hace un momento, del que ya no pudo ser notificado.

La novela Una de Dos es un trabajo que no persigue a profundidad su característica de ser un artesano del lenguaje pulcro en gran medida con recursos como el uso de neologismos, arcaísmos y una construcción sintáctica compleja.

En cambio el punto de partida parece que no da para mucho, una anécdota de un pueblo desértico en el Norte, dónde no pasa mucho más allá de los chismes del pueblo, que cómo vemos ahí estará la clave: el lenguaje (otra vez) despliega todo su poder y nos muestra una radiografía rica empleando regionalismos y una habilidad para narrar apasionante.

La historia se centra en dos hermanas muy parecidas: Gloria y Constitución Gamal, mujeres en una edad considerada lejana del horizonte de la vida conyungal, limitadas en sus expectativas de libertad con la exigencia de encontrar un marido pero sin los medios para desarrollarse dentro de una sociedad conservadora.

Y ahí viene la parte cómica y jocosa, en cómo aprovechan el estrecho margen de su libertad para conseguir la meta que consiste en atraer a una persona del sexo opuesto, las hermanas buscan el amor a toda costa.

Y al contrario de buscar su individualidad la simbiosis se va haciendo más profunda, optan por mirarse la una en la otra. Una es la otra, ambas conforman una entidad. En el fondo la santurronería y moralina son burladas por las estrategias soberbias y algo perniciosas, y esto no se da con dolo al final de cuentas, hay un aire de desconocimiento por la falta de experiencia en esa vida tan reducida a las labores de costura y la buena imagen social.

Y llegado el hombre soltero en disputa ¿Cómo resolverán el conflicto? Una hermana cederá el lugar para involucrarse con la vida conyugal y la otra quedará fuera de la ecuación, eso lo dejamos para que se adentren en la historia de Constitución y Gloria, las hermanas que sin ser gemelas lo proyectaban.

Esta novela fue llevada al cine por Marcel Sisniega, Daniel Sada escribió en colaboración el guión, vale la pena ver la película también y ver si coinciden en algunas características sus hermanas Gamal imaginadas cuando se reflejan en la pantalla grande.

La edición que consultamos para hacer esta reseña es de Tusquets, que en su vigésimo aniversario editó títulos especiales, incluye un bello prólogo de Adriana Jiménez, pareja de Daniel Sada que nos da unos destellos interesantes del devenir de esta novela editada originalmente en 1994, cerramos con un fragmento:

“Lo que voy a decirte es algo que he pensado desde que éramos niñas… a ver qué te parece… Mira, el que seamos gemelas hasta el tope de la exageración por un lado me llena de alegría y por el otro no, y ese <<no>> me preocupa. Alguna vez dijimos que nuestro parecido era una maldición y a mí se me hace que Dios nos castigó desde que se murieron nuestros padres, pues ¡Qué casualidad que al paso de los años no nos desemejemos ni siquiera un poquillo!” 


wall-1217083_1280-1280x853.jpg

ID Universo06/09/20183min

Como conmemoración del 50 aniversario de uno de los movimientos de mayor impacto en la década de los sesentas en México, Radio UNAM ha preparado una serie titulada “M68 Voces contra el olvido”, la cual es una recopilación de narraciones orales para recrear lo ocurrido en el movimiento estudiantil de 1968.
“La serie pretende construirse, a la manera del documental sonoro, siguiendo la línea de tiempo del desarrollo del conflicto, ilustrado con los audios de los testigos, además de algunas otras visiones aparecidas en la prensa de la época, en testimonios literarios, musicales, de archivos sonoros y todo aquello que la imaginería radiofónica pudiera llegar a incorporar. Se trata de romper el cerco de la aproximación a los hechos y recurrir a todos los elementos sonoros disponibles, para hacer un retrato multidisciplinario de la época en la que se dieron estos graves acontecimientos”.

Así mismo, se podrán obtener datos relevantes de la forma en que pensaban los jóvenes universitarios, la actitud de las instituciones partícipes, detalles referentes al movimiento como las manifestaciones, la intervenciones del ejército dentro de lo sucedido y otros aspectos de suma importancia que llegan a entender el desorden social.

No te pierdas este programa, que sin duda nos hará recordar y adentrarnos a uno de los capítulos más caóticos que vivió nuestro país en el siglo XX, disfrútala en su horario de programación de lunes a domingo a las 14:00 horas del 20 de septiembre hasta el 02 de octubre, en Universo 94.9.

Si deseas ingresar al sitio web de Radio Unam, para escuchar la serie, fuera de las fechas de transmisión en Univers 94.9, puedes hacerlo en el siguiente link: RADIO UNAM SERIE M68

Institución coproductora Centro Cultural Universitario Tlatelolco

Con información de Radio UNAM



Jessica Ramírez31/08/20187min

Crear mundos, de eso va la literatura, de construir y describir situaciones, algunas veces éstas se ponen al límite en mundos cerrados con personajes sin nombre, pero con situaciones claras, determinantes, actuales y complejas. Todo esto lo digo por el libro que reseñamos esta semana se trata de Salón de Belleza de Mario Bellatin.

Mario Bellatin nació en la Ciudad de México en 1960 hijo de padres peruanos, nació sin el brazo derecho,​ a los cuatro años de edad se fue con su familia a Perú, donde estudió Teología durante dos años en el seminario Santo Toribio de Mogrovejo y, después, Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima, además de una especialidad en Cine.

Tiene más de cuarenta libros publicados y está traducido a más de 15 idiomas. Entre sus premios destacan el Xavier Villaurrutia, el Barbara Gittings Literature Award y el Antonin Artaud. Es considerado uno de los escritores contemporáneos latinoamericanos experimentales, su manera de narrar y jugar con la realidad y la ficción provoca situaciones inverosímiles, pero al mismo tiempo cercanas.

Salón de Belleza es una novela corta publicada originalmente en 1994, para realizar esta reseña revisamos la edición de Alfaguara publicada en 2016, que aparece titulado como edición definitiva y el autor da fe de presentar una versión actualizada, compara al libro con una analogía sobre el césped recién cortado, una forma de refrescar lo narrado.

Suelo ser repetitiva con mi propia analogía de sentir cuando un libro te golpea en la cara, debo repetirla en este caso, esta novela corta es eso, un knock out que te deja tirada en el piso y hay que levantarse poco a poquito. Ya son 3 lecturas las que he realizado de este juego entre peceras, salones de belleza y morideros, y siento una impotencia, aunque algo relajada cuando siento que un detalle se me escapa. La primera lectura fue voraz, insaciable y desesperada la hice en una sala de espera antes de una consulta médica, las otras dos han sido en casa, con calma, explorando.

Y es que no hay otra forma de acercarse a este entramado, de entrada sin nombres, los personajes sobre todo el principal que funge como narrador no nos dice quién es, nos menciona a personas que le rodearon de alguna forma, no se detiene mucho en detalles de la vida, pero si en vivencias que nos van dando claves para construir nuestra propia idea de lo que representa quien nos habla.

De entrada podemos decir que un estilista que entendemos que es homosexual y que gusta de travestirse, decide transformar su Salón de Belleza en un Moridero cuando descubre que padece una enfermedad que lo consume y que en poco tiempo morirá, en tanto cuidará de otros enfermos terminales solo con cuidados paliativos: un poco de caldo de pollo, agua, nada de medicinas, ni visitas, sólo varones, generalmente jóvenes, sin dramas.

En el momento de esplendor del Salón de Belleza este hombre vivía obsesionado con los acuarios y los peces, los detalles que Bellatin describe son maravillosos entre Guppys Reales, Carpas Doradas, Monjitas, Escalares, Ajolotes y hasta Pirañas Amazónicas. Mientras se lee la novela, el relato de los enfermos y el de la afición por los peces se alternan para dotarla de cierto simbolismo en torno a la belleza, la fugacidad de la vida, la enfermedad y la muerte.

Salón de Belleza alterna con saltos de tiempo y nombra pocas cosas, entre ellas no mencionar cuál es esa terrible enfermedad, aunque nosotros al leer sabemos de qué se trata, y eso es creo lo que más me gusta de este balazo literario, decir todo sin decir mucho, con  metáforas preciosas, con peces que nadan y combaten a muerte, en un lugar donde se erige el culto a la belleza máxima aspiración social convertida en un moridero.

Creo que es un ejercicio complejo no caer en detalles cuando leemos esta maravillosa obra y aun así, cosa rara, no estamos dando spoilers porque se le puede mirar y leer desde muchos lados, desde dónde su bagaje, ideología, contexto les permitan. Salón de Belleza es pues una obra que quien lee, completa.

Cerramos con un fragmento: hace algunos años mi interés por los acuarios me llevó a decorar el salón de belleza con peces de distintos colores. Ahora que el salón se ha convertido en un Moridero, donde van a terminar sus días quienes no tienen dónde hacerlo, me cuesta mucho trabajo ver cómo poco a poco los peces van desapareciendo…



Jessica Ramírez24/08/20189min

Algo que me gusta de quienes escriben son sus referencias, todo lo que puedes aprehender (con h intermedia por aquello de no soltar) cuando lees sus trabajos: novelas, cuentos, ensayos, esto que en el estudio de la literatura llaman intertextualidad, los vínculos para comprender el contexto, también los datos personales biográficos que interactúan con la ficción, todo lo que propicie cercanía e identificación. Esto lo digo por  el libro que reseñamos esta semana se trata de Tráiganme la cabeza de Quentin Tarantino de Julián Herbert.

Julián Herbert nació en Acapulco, México, en 1971. Tuvo una infancia difícil, con una madre con la que de niño vivió una vida errante por todo México. Esta vivencia la transformó en su novela Canción de tumba. Estudió literatura española en la Universidad Autónoma de Coahuila. Herbert debutó en la literatura con la recopilación de cuentos Soldados muertos (1993), luego escribió cuatro poemarios antes de publicar su primera novela, Un mundo infiel (2004).Sus obras han obtenido premios tanto nacionales como extranjeros y algunos de sus textos han sido traducidos a varios idiomas. Ha sido miembro de dos bandas de rock: Los Tigres de Borges y Madrastras. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Entre sus premios destacan el Jaén de Novela Inédita 2011 y el Premio de Novela Elena Poniatowska 2012 por Canción de Tumba.

Todas las personas que leemos construimos nuestras preferencias con base en el agrado por leer, por engancharnos. La novela cumple su cometido en la construcción de una estructura que debe basarse en una historia que nos lleve por varios sitios que haga que las y los lectores no se sientan perdidos o desolados, y esto no está ligado ni con la extensión, ni con cuantos sucesos ocurran uno tras otro en su desarrollo.

Por otro lado el cuento se basa en un personaje clave y casi siempre en un suceso que se nos va a contar brevemente o de manera más extensa, el cuento tiene una sola oportunidad, aquello que Cortázar describía como el knock out, ese golpazo que hace que triunfe sin tregua, el cuento es inicisivo.

Julián es un contador de historias lleno de referencias, es obsesivo de la música, del arte en todas sus manifestaciones y no se diga del cine, debe ser muy placentero llevar lo que te gusta al extremo, inmortalizarlo en relatos. En su presentación en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara mencionó que volvió hasta cinco veces al cine la semana que estrenó Pulp Fiction y habló de lo que representa Tarantino en la ruptura de los ritmos de dicción, la entonación que responde a un espíritu antiguo de la versificación en inglés, el cortar y pegar, la simultaneidad de discursos lo hicieron relacionar el cine con la escritura del poeta T.S. Eliot.

Justo en la FIL Guadalajara del año pasado es que me hice de esta entrega de diez relatos que combinan lo escatológico con la violencia, las drogas, la pornografía gonzo, el narcotráfico con un humor negro que nos rasga las entrañas con risa y vacíos en el estómago, qué nos dicen “es chistoso porque es verdad”, aunque se trate de una ficción riquísima y perniciosa.

Hay personajes que ganaron mi simpatía uno de ellos es el reportero de nota roja adicto al crack que personifica a Marcial Lafuente Estefanía, un autor de novelas vaqueras muy famoso en la frontera. La farsa es para dar conferencias en pueblos con ayuda de su compadre el político Esquivel que logra alianzas con el sindicato de la secretaría de educación, todo va muy bien, el dinero fluye pero la ambición dará un giro a la historia.

También el coach de recuerdos personales con que abre el primer relato que plasma una venganza muy hilarante hacia un burócrata mexicano que vomita sobre la Madre Teresa de Calcuta en el aeropuerto de Charles de Gaulle en París.

Hay también guiños a las amigas escritoras como el aparecido fantasma de Juan Rulfo para Cristina Rivera Garza, obsesiones y admiraciones compartidas, también hay un guiño para Valeria Luiselli y su obsesión con las caries y los dientes: Ramón Rigual un artista conceptual descubre partituras en sus dientes que serán muy similares a las de otro músico. En el relato encontramos las partituras que fueron creadas con ayuda de los colegas músicos de Julián, otra de las intervenciones de la realidad en la ficción, ejercicios interesantes en el proceso de creación artística.

Y el relato de cierre es todo un universo en sí, para mí sería como una pequeña novela corta, cumple con el cometido de la frase “cerrar con broche de oro” un narcotraficante: Jacobo Montaña, idéntico a Quentin Tarantino, obsesionado con encontrar y asesinar a Quentin Tarantino, que secuestra a un académico regenerado de la mala vida adolescente que realizó su tesis de maestría sobre el afamado cineasta y que además es sobrino de la emblemática Rosa Gloria Chagoyán, de la cual administra su fortuna. Su tesis trata de la parodia y lo sublime, y constantemente en el cuento encontraremos referencias técnicas sobre el estudio de la literatura de manera formal, cine, poesía y vivencias que nos erizan la piel y nos dan risa.

Todo esto es Tráiganme la cabeza de Quentin Tarantino que ya no les quiero contar porque deben leer sin duda, está editado por Literatura Random House cerramos con un fragmento:

“Dispénsame si estoy arruinándote la historia. Lo hago para vengarme de Max y también quizá, por darme el lujo de vomitar un poco encima de esos lectores ingenuos que adoran la literatura redonda, sin digresiones ni contradicciones ni atajos; es gente bebé que lee como si un relato fuera una mamila”



Administrador21/08/20183min

Por Ramón Elizondo (CEUGEA)

La agricultura orgánica recibe diversos nombres: biodinámica, natural, alternativa, regenerativa ó biológica, pero todas ellas tienen características muy similares como las siguientes:

  • Fomentan y retienen la mano de obra ofreciendo una fuente de empleo permanente.
  • Eliminan el uso y dependencia de plaguicidas, fertilizantes, fungicidas y otros productos sintéticos cuyos residuos contaminan las cosechas, el suelo y el agua.
  • Favorecen la salud de los agricultores, los consumidores y el entorno natural, al eliminar los riesgos asociados con el uso de agroquímicos artificiales y bioacumulables.
  • Dan importancia al conocimiento y manejo de los equilibrios naturales encaminados a mantener los cultivos sanos,
  • Protegen el uso de los recursos renovables y disminuyen el uso de los no renovables.
  • Aprovecha los recursos locales de manera racional.

Estas son solo algunas de las características de la agricultura orgánica entre muchas que  buscan un solo fin, el cuidado del medio ambiente, nuestro hogar.

Cada elemento que con el que coexistimos es parte importante de la biodiversidad dada la función que realiza en el medio, función que se interrelaciona con las de los demás elementos formando así una cadena de vida en donde si afectamos a un eslabón se afecta al resto de la cadena.

Considerando la importancia  de la biodiversidad, la ONU declaró en 1994 el 22 de mayo como el  Día Internacional de la Diversidad Biológica.  En esta fecha cada año se llevan a cabo eventos y acciones a nivel mundial con el fin de tomar conciencia sobre los peligros que corre la misma y que indican que: “el mundo se encuentra en medio de la más rápida extinción masiva de seres vivientes en la historia de nuestro Planeta” y “ha perdido un tercio de su riqueza natural”.



Jessica Ramírez17/08/20187min

Estamos llenos de historias que están a la espera de ser contadas, la ficción es eso un escenario del “como si”, muchas veces nos sentimos en la vida real al leer, al completar el contexto de nuestros días: la violencia, la delincuencia organizada, el narcotráfico, pan nuestro de cada día… y ¿la música? Todo esto lo digo por el libro que reseñamos esta semana se trata de Trabajos del Reino de Yuri Herrera

Yuri Herrera nació en Actopan, Hidalgo en 1970, estudió Ciencias Políticas en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Antes de ingresar a la universidad participó brevemente en talleres literarios dirigidos por Agustín Ramos y Elena Poniatowska.​ Obtuvo su maestría en Creación Literaria por la Universidad de Texas en El Paso y se doctoró en Lengua y Literatura Hispana por la Universidad de California, en Berkeley. Trabajó en la Filmoteca de la UNAM y ha laborado también en publicidad, investigación social y como editor de la revista literaria El Perro.​ Ha ejercido la docencia en la Universidad Iberoamericana de Ciudad de México y la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte. Actualmente es profesor en la Universidad de Tulane, Nueva Orleans.

Su primera obra, Trabajos del reino, publicada originalmente en 2003, fue acreedora de varios galardones, entre los que destacan el Premio Binacional de Novela 2003, en México; y el premio Otras voces, otros ámbitos del año 2008, en España. Su segunda novela, Señales que precederán al fin del mundo (2009) fue finalista al Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos del año 2011.

Confieso que tenía mis dudas, en general pienso que estos temas no son mi estilo, o no lo eran, porque Trabajos del Reino rompió mis esquemas al conectar con esas situaciones actuales y lamentables que vivimos en esta alterada e indiferente sociedad contemporánea.

El relato parte con la narración de la vida del Lobo, un hombre solitario y huérfano que se gana la vida con su música, un juglar de la nueva época con habilidad para componer en el aire, corridos que hablan sobre la vida y las desventuras, las alegrías, anécdotas y todo aquello que refleje la cotidianeidad, que va de cantina en cantina llevando sus versos, convirtiéndose en El Artista.

Un buen día se encuentra con El Rey, la clave para dar un giro a su suerte y conocer un mundo ajeno lleno de placeres, lujos, poder, producto del narcotráfico un capo de la droga que carga con un sequito de personas que le sirven: lo cuidan, lo entretienen, lo desean, lo alaban hasta que el dinero fluya y las arcas se vacíen. La promesa para pertenecer a la hermandad es ser fiel y escribir canciones que inmortalicen su señorío en el reino, cada quien tiene un papel que desempeñar para El Rey, un oficio de placer.

Hay un periodista que también está incluido en la ecuación y que busca que las canciones de El Artista estén en la radio y se hagan famosas, pero el negocio no es fácil encuentran negativas. En la historia aparece la Niña que se convierte en el gran amor y perdición de El Artista. La Niña le pertenece al Rey y los problemas van a hacerse presentes por esa relación. Habrá que decir adiós a los palacios y a las bacanales desbordantes de alcohol y drogas, a los lujos a no preocuparse por ganarse la vida. El Rey también llega a caer o está cerca como sucede en todos los reinos.

Ya no les quiero contar porque como siempre es menester invitarles a gozar y disfrutar de las historias cercanas de Trabajos del Reino, una excelente idea con un lenguaje impecable y capítulos cortos que nos dejan sin aliento. Con firmeza para narrar lo que sucede pero con la sutileza que no arropa al morbo o a la apología del delito, ojalá se acerquen a esta obra maravillosa está editada por editorial Periférica. Cerramos con un fragmento:

“El Artista se levantó con susto y caminó al escenario. En el camino presintió una silueta y un aroma de mujer distinta, pero no quiso desviar los ojos,  aunque ahí quedó el hervor. Se colocó entre los músicos, les pidió Ái nomas me siguen, y se lanzó.

No era una historia nueva, pero nadie la había cantado. La había hallado a preguntas muchas sólo para escribírsela y regalársela al Rey. Hablaba de sus agallas y de su corazón, puestos a prueba a mitad de una lluvia de plomo, y con final feliz…”



Administrador10/08/20186min

Por José Levy

En 1783 nació en Tixtla en el actual estado de Guerrero, Vicente Guerrero, valiente y preparado insurgente que luchó por la independencia hasta la consumación del movimiento.  Participó en los primeros intentos de gobierno y ocupó la presidencia de abril a diciembre de 1829. Traicionado por Facio, ministro del gobierno de Bustamante, fue fusilado en 1831… En 1928 se inició la aviación en México. El capitán piloto aviador Roberto Fierro empezó desde la Ciudad de México el viaje más largo que hasta esa fecha se intentaba.  Visitaría en su avión “Baja California-2”, Cuba, Centro América, África y Europa. Pero al llegar a Costa Rica se le ordenó regresar a México que sufría una grave situación política y económica… Y en 1981 se implantó en la república el código postal, formado por cinco dígitos para facilitar el servicio de correos.

HOY EN LA HISTORIA DE COLIMA

 FUNDACIÓN DEL PRIMER PERIÓDICO OFICIAL

El 10 de agosto de 1855 se fundó La Luz de la Libertad, primer órgano oficial del gobierno del entonces  territorio de Colima. Fueron sus redactores el Lic. Francisco Vaca y Antonio Rodríguez, publicándose en la imprenta del gobierno. Continuó hasta 1857 y luego cambió de nombre, hasta que en 1867 salió a la luz pública El Estado de Colima, nombre que lleva hasta la fecha.

NACIMIENTO DE MIGUEL DE LA MADRID VÉJAR

El 10 de agosto de 1900 nació en la ciudad de Colima el doctor Miguel de la Madrid Véjar.

SE PROHÍBE USAR CALZÓN DE MANTA EN LA CIUDAD

Hace 72 años, el 10 de agosto de 1946, el ayuntamiento que presidía Francisco M. Macías, prohibió que los hombres transitaran por la ciudad con calzón de manta, debiendo usar pantalones. Los infractores eran castigados con arresto y multa de cinco pesos. Ya en 1888 el prefecto Alamillo lo había hecho. Cómo lo ve.

CIUDADANO QUE EVITA UNA CATÁSTROFE

El 10 de agosto de 1947, el colimense Luis Barajas iba en su pequeño camión a Buenavista, municipio de Cuauhtémoc y al cruzar la vía del tren se dio cuenta que un largo tramo  estaba deslavada, deshecho el talud y los rieles atravesados.

De inmediato trató de hacer algo para avisar al convoy de la gravedad que se presentaba. Utilizando sus manos, un paliacate, la camisa y ramas, en forma desesperada hizo señales al maquinista que parecía no distinguirlo. Pero finalmente, faltando unos cuantos metros para que se originara la tragedia, el tren a duras penas se detuvo entre un estrépito de fierros y nubes de vapor. De esa manera, Luis Barajas salvó muchas vidas. El gobernador González Lugo premió su acción con una medalla al valor.

El señor Barajas fue arrollado en el mismo lugar por el tren de pasajeros procedente de Guadalajara, muriendo trágicamente en el mismo sitio donde él realizó su acción heroica, el 2 de enero de 1949. Una calle en La Estancia lleva su nombre.

DEMOLICIÓN DE LA ESTACIÓN DEL FERROCARRIL

Hace 59 años, el 10 de agosto de 1959, con pretexto de modernizarla, derribaron la planta alta del edificio de la Estación del Ferrocarril en Colima, construida a finales del siglo 19.   Le quitaron su estilo porfiriano y la dejaron trunca, como se aprecia en la actualidad. En 2017 talaron varios árboles del frente y pintaron de blanco parte de su fachada.

PIRÁMIDE EN LOS LIMONES

El  10 de agosto de 1969 el norteamericano Carlyle Taylor investigó y filmó un documental de la pirámide de tres metros encontrada en Los Limones, ranchería en los límites de los municipios de Colima y Coquimatlán. ¿Sabe usted dónde está?

POLIOMIELITIS EN VILLA DE ÁLVAREZ

El 10 de agosto de 1970 se detectaron diez casos de poliomielitis en el municipio de Villa de Álvarez.

CREACIÓN DE LA DIRECCIÓN DE RADIO

Hoy 10 de agosto, se cumplen 32 años de la creación de la Dirección General de Producción en Medios de Comunicación Social, por el  rector de la Universidad de Colima,  Humberto Silva Ochoa. Su director fundador fue José Levy.

Su actividad se inició en XERL con la transmisión de efemérides históricas que poco  después llevaron el nombre de “Hoy en la historia”, y nueve producciones más que les ofreció la Universidad a través de XERL, Xettt, Xebco y XHCC-FM, de Colima; Xemax de Tecomán y XECS y Xhzzz-FM de Manzanillo. Actualmente, la Universidad de Colima cuenta con su radiodifusora propia Xhudc  en 94.9 Mhz conocida como Universo.



Jessica Ramírez10/08/20188min

Las mujeres históricamente tenemos un desafío para visibilizar lo que hacemos y con el paso de los años hemos obtenido un papel en la vida social para destacar en el ámbito en el que nos desarrollemos, en el caso de la literatura existen iconos que forman un referente con un sello único, el estilo y la forma de construir historias nos muestran la consolidación del trabajo de una mujer de letras, todo esto lo digo por el libro que reseñamos esta semana, se trata de La Casa Junto al Río de Elena Garro.

Elena Garro nació en Puebla de los Ángeles el 11 de diciembre de 1916.​ Hija de padre español, de madre mexicana. Fue criada en Iguala, Guerrero siendo la tercera de cinco hermanos.

En su adolescencia, regresó a la Ciudad de México para estudiar la primaria y secundaria. Posteriormente, estudió la preparatoria en el Antiguo Colegio de San Idelfonso de la Universidad Nacional Autónoma de México. Más adelante, entró a la carrera Letras Españolas de la misma universidad pero quedó inconclusa ya que contrajo matrimonio.

Incursionó en las disciplinas de danza, coreografía y teatro, sus intereses fueron vastos durante toda su vida. En 1968 se autoexilió de México por motivos de persecución política que fueron confusos en su momento.

Fue una escritora multifacética: dramaturga, novelista, cuentista, poeta, guionista y su incursión importante en el periodismo, hasta la investigación y la entrevista, ahondando hasta el fin último de las causas que perseguía como propias, con una voz crítica.

Su obra más destacada es la novela Los Recuerdos del Porvenir, distinguida con el Premio Xavier Villaurrutia en 1963. Estuvo interesada en los temas que involucran a la tierra y los campesinos, las mujeres y su condición marginada, el exilio y la persecución, atravesados por un tinte fantástico con destellos inverosímiles

La novela corta La Casa Junto al Río, aborda la historia de Consuelo Veronda, quien regresa a España después de la muerte del dictador Francisco Franco para rastrear sus raíces en la casa junto al río, propiedad de su familia, de la cual salió siendo muy niña, cuando sus padres tuvieron que emigrar a México por la Guerra Civil. Los aldeanos tratan por todos los medios, especialmente el pavor, de estorbar los esfuerzos de Consuelo para descubrir la verdad sobre la muerte de sus tíos Adelina y José Antonio, misterio que se convierte en el enfoque central de su visita al pueblo y cuya resolución se vuelve obsesiva para ella. Es perseguida hasta que al final Consuelo vuelve a la casa junto al río, a su origen.

Un narrador nos acompaña en el recorrido de Consuelo por descubrir secretos y personajes obscuros que parece le quieren hacer daño en todo momento, cuenta con muy pocos aliados por esas calles frías de España, en el pueblo de Covadonga. De alguna forma también todos quieren ser sus familiares y explicarle generaciones de parientes que ella no logra unir en su árbol genealógico, la desolación de no pertenecer es una constante en la novela. Es un relato narrado casi en tinieblas, ese aspecto lúgubre se hace presente en todo momento.

Hay un punto en el que Consuelo se proyecta como una mujer fuerte entregada a descubrir su origen que desconoce, sin embargo también el matiz de mujer desprotegida se hace presente.

Las dos metáforas manifestadas, incluso en el título de la novela nos hablan de la casa como este refugio en el que buscamos guarecernos, también el origen de lo que somos y a dónde pertenecemos, y el río como la constante que fluye y corre a la que no regresamos.

Acompañado también de los tintes políticos ente ambos polos del post Franquismo, los republicanos y falangistas, que la acusan de comunista y la señalan por las calles como una infiltrada que va a llevar su información.

Ese ir y venir en dónde Consuelo huye a un lugar dónde no sabemos, nos llena de angustia ¿A dónde ir si no se pertenece a ninguna parte? Siendo extranjera de todo territorio, ni mexicana, ni española. Esa puede ser su principal huida, cuando no se tiene el rumbo definido de a dónde dirigirse.

Esta novela puede interpretarse como una preocupación particular que Garro manifestó en su compleja vida huyendo de un país a otro en la búsqueda y en su anhelo de regresar al terruño que vería cristalizado para los últimos años de su vida.

Sin duda adentrarnos en La Casa Junto al Río nos hará percibir esta desolación manifestada por una Consuelo Veronda fuerte, pero a la vez muy quebrada en pedazos de historias familiares inconclusas, hay que acercarse a esta autora de manera imprescindible considerada una de las mejores escritoras del siglo XX, a pesar de no contar con el reconocimiento que merece y a la sombra de su polémica vida. El libro está editado por Ediciones B, la edición es de 2011, cerramos con un fragmento:

“Consuelo comprendió que no debía haber vuelto ¡jamás! Encendió un cigarrillo. Caminaba días incoloros en espera de la última página de su calendario privado. La Consuelo de México ya no existía y la Consuelo del pueblo murió la noche del incendió, cuando sus padres trataron de salvarle la vida”.

 



Universo 94.9

Somos la Radio de la Universidad de Colima, México. Usando como distintivo XHUDC-FM, Universo 94.9


radio@ucol.mx

+ 52 312 31 610 53



Radios Universitarias